¿Cómo retomar el deporte?

Más allá del simple hecho de que participar en una actividad física implica un gasto de energía, la práctica de deporte permite que el cuerpo se mueva, los músculos que se movilizan y las articulaciones se movilizan. Esta es la función principal del cuerpo humano: el movimiento. Sin desplazamiento, el cuerpo se vuelve inactivo y se debilita ampliamente en varios niveles:

-a nivel muscular : atrofia muscular (sarcopenia), pérdida de tono (menos fuerza y ​​energía en los músculos), problemas cardíacos y aumento de la grasa corporal,

-en el nivel articular : osteoartritis y pérdida de movilidad (caderas, tobillos, cervicales, hombros),

-a nivel mental : aumento del estrés y la fatiga, trastornos alimentarios;

Estos problemas son el resultado de uno de los fenómenos más extendidos de nuestra civilización moderna: el estilo de vida sedentario. La práctica de actividad física es fundamental en la lucha contra el sedentarismo, y todos los problemas mencionados son solo algunos de los motivos válidos para retomar una actividad deportiva.

¿Qué actividades físicas practicas durante las vacaciones para ponerte en forma?

En general, trate de moverse tanto como sea posible a pie o en bicicleta y evite usar el automóvil para viajes cortos.

Si estás junto al mar , puedes optar por actividades acuáticas como natación, snorkel, paddleboard, piragüismo o incluso submarinismo. Sin mencionar los paseos en bicicleta, la marcha rápida o nórdica y posiblemente correr.

Si estás en la montaña , prefieres senderismo, bicicleta de montaña, piragüismo, rafting y barranquismo, nadar en ríos o lagos.

Lo más importante es recuperar el gusto por la práctica de una actividad deportiva y no sentirse abrumado por el sufrimiento.

Falta de motivación para retomar el deporte, ¿cómo remediarlo?

Si practicar deporte solo es demasiado difícil, existen 2 soluciones interesantes:

1- practica deporte en grupo para beneficiarte de la emulación colectiva

2- llama a un entrenador deportivo privado para beneficiarte de su motivación, sus buenos consejos y un entrenamiento adaptado a tu condición física

El verano es un buen momento para comer frutas y verduras, mariscos, mariscos y carnes magras. Esta es una gran oportunidad para retomar hábitos alimenticios saludables y perder grasa en su plato.

A continuación, presentamos cinco consejos para una buena conducta alimentaria:

1- evitar productos industriales y procesados ​​ como platos cocinados, frituras, pizzas, tartas de aperitivo

2- come grasas buenas

3- Consume suficientes proteínas para mantener la masa muscular y favorecer el aprovechamiento de las reservas de grasa. En cifras, estamos hablando de 1,2 g por kg de peso corporal al día para las mujeres y 1,5 g para los hombres. Ejemplo: una mujer de 50 kg debe ingerir 60 g de proteína al día y un hombre de 80 kg debe ingerir 120 g

4- Favorecer los carbohidratos con IG (índice glucémico) bajo o medio como azúcares rápidos (IG alto ver muy alto) y regular el consumo de carbohidratos según la actividad del día : cuanto más activos estamos, más merecemos nuestros carbohidratos, y cuanto menos somos, más debemos limitar el consumo de carbohidratos.

5- Consume frutas y verduras de temporada

Tener el control de su día a día no significa que tenga que ejecutarlo todo y todo va según el plan. Pero mejor no sufrirlo hasta el punto de perder el control de tu dieta y no poder practicar una actividad física imprescindible para tu salud.

Verano para configurar una nueva organización

El trabajo y la vida familiar no deberían impedirle cuidar de sí mismo . Es absolutamente esencial poner en marcha una organización que le permita comer bien y practicar su deporte. Los comienzos pueden ser difíciles, pero una vez que el sistema esté en su lugar, no podrá retroceder tanto, los efectos en su salud mental y física serán beneficiosos.

Aquí hay tres claves estratégicas para implementar

1- prepare sus comidas con anticipación utilizando recetas de temporada (si es posible sin lactosa ni gluten),

2- planifica tus días de acuerdo con la actividad física planificada,

3- practica actividad física entre 150 y 250 minutos semanales (según recomendaciones de la OMS)