¿Deberías hacer deporte durante el embarazo?

El embarazo en el marco del deporte es ante todo la adopción de un estado de ánimo, el de deporte-salud y ya no del deporte de rendimiento. Ya no se trata de realizar una actividad física para superarse físicamente o para conseguir un objetivo estético. El embarazo implica la práctica de un deporte adaptado a las diferentes etapas del embarazo con miras al bienestar físico y psicológico.

Esto tampoco debe verse como la posibilidad de mantener su peso inicial. Cualquier embarazo implica aumento de peso, esto es irremediable. Simplemente será una cuestión de limitar demasiado el aumento de peso que podría dañar tanto a la madre como al niño. El deporte es necesario pero debe considerarse según el embarazo.

Deportes que las mujeres embarazadas deben evitar

deportes donde el riesgo de caída es inherente a la práctica : esquí alpino, esquí acuático, windsurf, hípica, etc. …

deportes de contacto que puedan dar lugar a golpes en el abdomen: deportes de pelota como fútbol, ​​balonmano, voleibol, etc. …, Y deportes de contacto como kárate, boxeo, judo, etc. …

actividades fitness como CrossFit, levantamiento de pesas, levantamiento de pesas o entrenamiento con pesas pesadas que utilizan la maniobra de Valsalva. Esta técnica (que consiste en contener la respiración) provoca un aumento de la presión abdominal que conduce a un aumento de la presión arterial, que es perjudicial para el bebé. Eventualmente, también puede conducir a pérdida de orina y descenso de órganos.

Être maman et sportive : c’est possible ! | Stimium Sport Nutri-Protection

TOP 5 deportes para el embarazo

Las recomendaciones, en cuanto a actividad física para embarazadas, son de 3 a 5 veces por semana durante sesiones de 30 a 40 min de intensidad baja a moderada.

Estas recomendaciones se van a poner en práctica mediante 5 tipos de actividad física:

1- caminar

Esta actividad es de lejos la más practicada durante el embarazo por su bajo riesgo de lesiones y choques articulares. Permite el fortalecimiento cardiovascular y cardiorrespiratorio que serán aliados invaluables durante el parto.

2- actividades acuáticas

Natación : beneficiosa porque involucra todas las cadenas musculares principales, promueve el retorno venoso y «redistribuye el agua intersticial al sistema vascular». Como es un deporte sin uso, se recomienda hasta el tercer trimestre.

Aquagym : esta actividad tiene los mismos efectos que la natación. Limita los riesgos osteoligamentosos, resultado de la relaxina. Esta hormona, secretada para ablandar el útero, los ligamentos pélvicos y la sínfisis púbica, provoca laxitud articular que puede ser peligrosa si se fuerza demasiado durante el entrenamiento.

3- gimnasia suave como Pilates y Yoga, que simultáneamente fortalecen y estiran los músculos posturales y alrededor de la pelvis.

Pilates fortalecerá el centro del cuerpo (suelo pélvico, transverso) y por tanto mejorará el soporte. Al mismo tiempo, tonificará los músculos posturales de la espalda para limitar los efectos de compensación postural que genera el peso del bebé. El Yoga ayudará a liberar las tensiones musculares acumuladas a lo largo del día y los 9 meses, alrededor de las caderas, espalda y cuello.

desarrollo muscular clásico, con pequeño equipamiento. Esto fortalecerá los brazos que llevan y empujan, los poderosos músculos de la espalda (a diferencia de Pilates que fortalece los músculos posturales y por lo tanto la resistencia) que le permiten tirar y levantar, y tonificar los muslos y glúteos para Evite perder demasiada fuerza y ​​masa muscular debido a estar sentado o acostado por mucho tiempo.